Ensalada de lentejas, para días “tengo que comer más sano”.

20130617_203729

Cuando nos hablan de lentejas, automáticamente pensamos en esas lentejas con caldito y chicha, que solemos comer en invierno. Esas que se cocinan a fuego lento y esas que comemos con cuchara…

Pero se pueden hacer de otras muchas maneras. Hoy os traigo una de ellas.

Es ideal para verano y entra súper bien. Con el calor, no nos apetece comer nada copioso, así que siempre apetece.

Ahora en verano en casa comemos todo tipo de ensaladas. Ensalada de lechuga, de tomate, de patata, de garbanzos, de arroz y también de lentejas.

Hoy os traigo la receta de mi ensalada de lentejas. Evidentemente le podéis echar o quitar lo que queráis, ya que es una ensalada y las ensaladas son muy versátiles.

INGREDIENTES (para 2-4 raciones):

Para días ligeros.

  • 200 gr. de lentejas cocidas (peso ya escurridas).
  • Un puñado de rúcula.
  • Queso curado de cabra.
  • Tomates cherry.
  • 1 pimiento verde.
  • ½ pimiento rojo.
  • ½ cebolla.

Escurrir las lentejas. Yo las escurro bajo el grifo, para quitarles el líquido con el que viene y así queden bien limpitas.

Cortar en dados el queso, partir los tomates cherry por la mitad, picamos la cebolla y cortamos en cuadraditos los pimientos.

Ponemos todo en una ensaladera y mezclamos bien.

Por último, la aliñamos al gusto. Yo personalmente a la ensalada de lentejas, aparte del aceite, vinagre, sal, pimienta y orégano, le suelo echar un poco de limón. Y queda muy rica 😉

Y lista para el tupper :

20130617_203723

Ensalada de patata improvisada, para días “tengo que comer más sano”.

20130607_155211

Cuando empieza a hacer buen tiempo, no nos apetece comer nada pesado y proliferan las ensaladas de todo tipo.

A mi personalmente, me gusta cualquier ensalada del tipo que sea antes que una ensaladita normal con lechuga. Aunque me gustan también, sólo que prefiero una de pasta o de patata, por ejemplo. (Qué lista soy! :P)

No sabía si clasificar esta receta en Días “que vuelva el verano” o Días “tengo que comer más sano”. Al final me he decidido por Días “tengo que comer más sano”, ya que el otro momento quedaría bien si hiciera frío y deseara que llegara ya el verano, pero ahora mismo, el veranito está a la vuelta de la esquina.

Evidentemente, la podemos adaptar a nuestro gusto. Yo la hice así porque es lo que me apetecía y lo que tenía en la nevera en ese momento.

Por cierto, perdonad por la foto. Está borrosa. Al hacerla pensaba que había salido bien, pero veo que no…

¡Vamos allá!

INGREDIENTES (para 3-4 raciones):

Para días de primavera veraniegos.

  • 3-4 patatas medianas o pequeñas.
  • 1 lata de magro de cerdo cocido.
  • Tomates cherry.  Yo usé tomates cherry en rama. Tienen mucho más sabor que los normales.
  • ¼ cebolla dulce.
  • 2 tarrinas pequeñas de queso fresco.
  • Aceite, orégano, pimienta, vinagre y sal.

Primero ponemos a cocer en agua hirviendo con sal y un choro de aceite, las patatas peladas y cortadas en trozos. Si podéis, os recomiendo que hagáis las patatas bastante antes de comeros la ensalada, y las dejéis enfriar, ya que así se enfriarían completamente. Yo en mi caso no tuve tiempo y lo hice al momento.

Mientras tanto, cortamos los tomates cherry en dos, picamos el magro de cerdo y el queso fresco en daditos pequeños y picamos la cebolla.

Cuando estén cocidas las patatas, las sacamos y las dejamos enfriar. Colocamos las patatas en una bol grande o ensaladera y añadimos el resto de ingredientes.

Aliñamos al gusto en caso de comerla al momento. Yo en mi caso usé aceite, orégano, pimienta, vinagre y sal.

Si os la queréis llevar en un tupper para comer en el trabajo, no la aliñéis. Conservadla en la nevera y aliñar en el momento de comerla.

Fácil y sencilla esta receta. ¡Espero que os haya gustado!