Hummus, para días amorosos.

Hummus, para días amorosos

Cerca de casa donde vivía antes con mis hermanas, hay un restaurante libanés que nos encanta. Se llama Liban y está muy bien calidad-precio y son súper amables. Yo ya no voy tanto porque no vivimos ya tan cerca, pero mis hermanas siguen yendo bastante ya que está al ladito de casa y en esos días que te da pereza cocinar, siempre va bien tener un restaurante bueno y barato cerca.

Pues bien, creo que de aquí surgió mi gusto por esta receta, ya que a mí no me han gustado nunca los garbanzos, aunque ahora he de reconocer que ya me he quitado la manía que les tenía y puedo afirmar que ya me gustan. Y encima en este restaurante lo hacen rico rico el hummus, y cada vez que lo probaba aquí, me gustaba más.

Y cómo no, tenía que buscar alguna receta por internet para poder hacerlo yo misma en casa, y encontré esta. He seguido todos y cada uno de los pasos y he usado todos los ingredientes excepto el tahini, que no tenía y me daba pereza hacerlo. Aunque en esta receta explica cómo se hace y parece fácil.

Clasifico esta receta en Días amorosos porque a mi chico le encanta esta receta y cada vez que la hago, monta una fiesta 😛

INGREDIENTES (para 3-4 raciones):

Para alegrar a quienes más quieres.

  • 1 bote de 400 g de garbanzos cocidos.
  • 2 cucharaditas de comino molido.
  • Una cucharadita de canela en polvo
  • Un poco de agua, dependiendo de cómo quieras de densa la crema.
  • Un diente pequeño de ajo.
  • Sal y pimienta negra.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante (yo uso siempre picante).
  • 1 ramita de cilantro.
  • 100 ml de aceite de oliva.
  • El zumo de medio limón.

Escurrimos los garbanzos y los pasamos por agua, como si los laváramos, hasta que dejen de soltar espumilla.

Exprimimos el limón con la ayuda de un colador pequeño, para que se quede la pulpa y nos quedemos sólo con el zumo.

Lo ideal para esta receta es usar una batidora de vaso, pero si no tenéis, lo podéis hacer también con una batidora de varillas.

Una vez escurridos, los ponemos en la batidora o en el recipiente donde vayamos a batirlos si usamos la batidora de varillas. Añadimos el resto de ingredientes: el zumo de limón, el comino, la canela, el ajo, sal y pimienta negra al gusto, el pimentón, el cilantro (sólo las hojas) y el aceite de oliva.

Lo que hago siempre es batirlo todo primero y cuando este todo bien batido, miro cómo ha quedado de textura y si ha quedado muy densa, le echo un poco de agua. Este es mi truco porque no siempre le echo el mismo agua, siempre depende de cómo quede al batirlo.

Para servirlo, lo ponemos en un plato o tupper y lo que hago siempre es hacerle como un hueco en medio y añado aceite de oliva, como si fuera una piscinita, y también un poco por el resto del hummus. Una vez añadido el aceite, finalizamos espolvoreando pimentón.

Cuando hice esta receta para colgarla en el blog, tenia por casa unos hojaldres, así que decidí rellenarlos. Quedan ricos ricos:

2013-11-17 13.41.17¡Espero que disfrutéis de este plato!

Guacamole, para días de celebración.

Guacamole, para días de celebración.

Quien me conozca sabe que me gusta celebrarlo todo. No entiendo como hay gente a quien no le guste celebrar por ejemplo, su cumpleaños. Que lo respeto por supuesto, pero no lo comparto. ¡Es bonito cumplir años!

Me gusta celebrar los cumpleaños por supuesto, los cumpleaños de los míos, los días de fiesta, la llegada del fin de semana, los días de lluvia en casa con sofá, peli y manta y mi mixto, el momento en que te bebes una coca cola cuando la estás deseando hace rato, la llegada de las calçotades (sí, soy una gorda de pensamiento), la visita de mi hermana pequeña y del resto de mis tatas, los éxitos de los míos, en fin, no acabaría nunca de enumerar todo lo que me gusta celebrar. Hay que aprovechar y celebrarlo todo, cualquier excusa es buena 🙂

Y en este caso, la receta que os traigo hoy es ideal para cualquier tipo de celebración. La hice hace poco, cuando celebramos Halloween con unos amigos y la verdad, es que les encantó. La preparo mucho también en casa, porque es muy rápida y fácil de hacer. ¡Espero que os guste!

INGREDIENTES (para 2-3 personas):

Para días en los que cualquier excusa es buena para una celebración.

  • 2 aguacates maduros.
  • Unas ramitas de cilantro.
  • 1 cebolla tierna pequeña o media cebolla tierna grande.
  • Tomates cherry.
  • 1 lima.
  • 1 jalapeño o guindilla en vinagre.
  • Sal.

Primero, separamos las hojas de las ramitas de cilantro. Hay que tener en cuenta que el sabor del cilantro se nota mucho, así que no os paséis con el cilantro. Con un poco basta, aunque a mí me encanta.

Ponemos la cebolla partida en trozos grandes, el cilantro y la guindilla o jalapeño en la picadora y picamos bien. Cortamos los tomates cherry en cuadraditos pequeños y reservamos. Si no tenemos guindillas o jalapeños, podemos poner tabasco en su lugar. Con unas gotitas basta y queda muy bueno también.

Partimos los aguacates y sacamos la pulpa. En un bol chafamos el aguacate con la ayuda de un tenedor. Añadimos la mezcla de la cebolla con el cilantro y la guindilla y los tomates cortados, rociamos con el zumo de la lima y ponemos un poco de sal. Mezclamos todo bien y ya tenemos listo nuestro guacamole.

Para acompañar el guacamole, no pueden faltar unos nachos 😉