Ensalada de lentejas, para días “tengo que comer más sano”.

20130617_203729

Cuando nos hablan de lentejas, automáticamente pensamos en esas lentejas con caldito y chicha, que solemos comer en invierno. Esas que se cocinan a fuego lento y esas que comemos con cuchara…

Pero se pueden hacer de otras muchas maneras. Hoy os traigo una de ellas.

Es ideal para verano y entra súper bien. Con el calor, no nos apetece comer nada copioso, así que siempre apetece.

Ahora en verano en casa comemos todo tipo de ensaladas. Ensalada de lechuga, de tomate, de patata, de garbanzos, de arroz y también de lentejas.

Hoy os traigo la receta de mi ensalada de lentejas. Evidentemente le podéis echar o quitar lo que queráis, ya que es una ensalada y las ensaladas son muy versátiles.

INGREDIENTES (para 2-4 raciones):

Para días ligeros.

  • 200 gr. de lentejas cocidas (peso ya escurridas).
  • Un puñado de rúcula.
  • Queso curado de cabra.
  • Tomates cherry.
  • 1 pimiento verde.
  • ½ pimiento rojo.
  • ½ cebolla.

Escurrir las lentejas. Yo las escurro bajo el grifo, para quitarles el líquido con el que viene y así queden bien limpitas.

Cortar en dados el queso, partir los tomates cherry por la mitad, picamos la cebolla y cortamos en cuadraditos los pimientos.

Ponemos todo en una ensaladera y mezclamos bien.

Por último, la aliñamos al gusto. Yo personalmente a la ensalada de lentejas, aparte del aceite, vinagre, sal, pimienta y orégano, le suelo echar un poco de limón. Y queda muy rica 😉

Y lista para el tupper :

20130617_203723

Anuncios

Pastel de salmón y Philadelphia, para días caprichosos.

20130612_211246

Un día, hablando con una amiga (con mi churry para ser más exactos), me envío una foto de esta receta y me quedé anonadada con el resultado.

Me encantó y pensé en que había tenido una idea genial.

Ella me dijo que se le había ocurrido gracias a mi Pastel de atún, que era parecida.

Como podéis imaginar, al día siguiente pedí los ingredientes necesarios en mi compra on-line y decidí hacer esta rica receta. La adapté un poco, tomando como base la foto que me envío.

¡Muchas gracias mi churry por la idea! ¡Te dedico este post! 🙂

INGREDIENTES:

Para días en los que ves algo y te apetece mucho.

  • 3 rebanadas de pan de molde rectangulares, yo usé Bimbo enrollados. Si no, podéis usar pan de molde sin corteza, 6 rebanadas en este caso.
  • 2 paquetes de salmón ahumado. Yo usé en concreto 300 gr.
  • Queso Philadelphia o cualquier otra marca de queso para untar.
  • Huevas de lumpo negras.
  • Rúcula.

Es una receta súper fácil.

Colocar una rebanada de pan recatngular o dos normales. Untar con el queso y repartir por toda la superficie las huevas de lumpo.

Poner otra rebanada de pan, la cual untaremos de queso también. La cubrimos con el salmón y luego repartimos la rúcula por encima del salmón.

Disponemos otra rebanada de pan, la cual untamos con una capa más fina de queso que en los anteriores pisos para que no sepa tanto a queso y la cubrimos con salmón.

Por último, extendemos por la zona central huevas de lumpo y ya está listo el pastel.

¿Fácil o no? Y ahora en veranito entra súper bien.

Y así quedo mi pastel. Espero que os guste. 🙂

20130612_205618

20130612_205606

20130612_205601

Huevos rellenos de taquitos de jamón, para días creativos.

20130611_214520

Un día no hace mucho, me levanté inspirada. Me apetecían mucho unos huevos rellenos, pero quería innovar y hacerlos diferentes que siempre, rellenos de carne o de atún y surimi.

Así que abrí la nevera y vi que tenía un paquete de taquitos de jamón serrano, y se me ocurrió hacerlos así.

La verdad es que quedaron buenísimos y son muy fáciles de hacer e ideales para esta época del año.

INGREDIENTES (para 2 raciones):

Para días en los que te levantas inspirad@.

  • 4 huevos.
  • Un paquetito de taquitos de jamón.
  • Queso para gratinar. Yo usé queso emmental.
  • Orégano y un chorrito de aceite.

Ponemos a hervir los huevos en agua con un chorro de aceite, para que al pelarlos sea más fácil y no se nos enganche la cáscara al huevo y nos llevemos medio huevo al pelarlo. Yo los dejo más o menos 10/15 minutos, creo. Lo hago a ojo. No me he parado a mirar el reloj nunca, pero calculo que serán esos minutos más o menos.

Mientras se hacen, en una sartén sin aceite pero que tenga antiadherente, salteamos los taquitos de jamón, hasta que estén doraditos. No es necesario que pongamos aceite porque el propio jamón suelta aceite y es suficiente para dorarlos.

Cuando los huevos estén listos, dejamos enfriar y los pelamos. Partimos por la mitad, sacamos las yemas y las ponemos en un bol.

Con una cuchara, chafamos bien las yemas y añadimos los taquitos de jamón y mezclamos bien.

Rellenamos los huevos con la mezcla, ponemos queso para gratinar por encima, espolvoreamos con orégano y ponemos a gratinar en el horno o en el microondas unos 4-5 minutos.

20130611_214706

¡Y listos! ¿Fácil no? No cabe decir que son ideales para el tupper ;):

20130611_225955

Ensalada de patata improvisada, para días “tengo que comer más sano”.

20130607_155211

Cuando empieza a hacer buen tiempo, no nos apetece comer nada pesado y proliferan las ensaladas de todo tipo.

A mi personalmente, me gusta cualquier ensalada del tipo que sea antes que una ensaladita normal con lechuga. Aunque me gustan también, sólo que prefiero una de pasta o de patata, por ejemplo. (Qué lista soy! :P)

No sabía si clasificar esta receta en Días “que vuelva el verano” o Días “tengo que comer más sano”. Al final me he decidido por Días “tengo que comer más sano”, ya que el otro momento quedaría bien si hiciera frío y deseara que llegara ya el verano, pero ahora mismo, el veranito está a la vuelta de la esquina.

Evidentemente, la podemos adaptar a nuestro gusto. Yo la hice así porque es lo que me apetecía y lo que tenía en la nevera en ese momento.

Por cierto, perdonad por la foto. Está borrosa. Al hacerla pensaba que había salido bien, pero veo que no…

¡Vamos allá!

INGREDIENTES (para 3-4 raciones):

Para días de primavera veraniegos.

  • 3-4 patatas medianas o pequeñas.
  • 1 lata de magro de cerdo cocido.
  • Tomates cherry.  Yo usé tomates cherry en rama. Tienen mucho más sabor que los normales.
  • ¼ cebolla dulce.
  • 2 tarrinas pequeñas de queso fresco.
  • Aceite, orégano, pimienta, vinagre y sal.

Primero ponemos a cocer en agua hirviendo con sal y un choro de aceite, las patatas peladas y cortadas en trozos. Si podéis, os recomiendo que hagáis las patatas bastante antes de comeros la ensalada, y las dejéis enfriar, ya que así se enfriarían completamente. Yo en mi caso no tuve tiempo y lo hice al momento.

Mientras tanto, cortamos los tomates cherry en dos, picamos el magro de cerdo y el queso fresco en daditos pequeños y picamos la cebolla.

Cuando estén cocidas las patatas, las sacamos y las dejamos enfriar. Colocamos las patatas en una bol grande o ensaladera y añadimos el resto de ingredientes.

Aliñamos al gusto en caso de comerla al momento. Yo en mi caso usé aceite, orégano, pimienta, vinagre y sal.

Si os la queréis llevar en un tupper para comer en el trabajo, no la aliñéis. Conservadla en la nevera y aliñar en el momento de comerla.

Fácil y sencilla esta receta. ¡Espero que os haya gustado!

Empanadillas de pollo, para días amorosos.

20130528_213807

Un día comiendo empanada de pollo en casa, mi niño me dijo que estaba muy rica, pero que él prefiere empanadillas. Según él están más buenas.

A mi parecer, no cambia mucho, quizá un poco en la masa, aún así como mi niño quería empanadillas, empanadillas que hice.

Cuando le digo que voy a hacer empanadillas, sean de lo que sean, se pone contentísimo y nervioso a la vez. Yo creo que se le acelera el corazón y todo. ¡Le encantan!

En esta ocasión, aproveché el relleno que me sobró de la empanada de pollo y que guardé en un tupper y congelé.

La receta en si es la misma que la que ya publiqué de Empanada de Pollo, ya que el relleno es el mismo, sólo cambia la masa, así que la copio y la modifico un poco.

Evidentemente la clasifico en días amorosos, porque cuando hago empanadillas, siempre las hago pensando en lo mucho que le gustan al niño.

INGREDIENTES (para 16 empanadillas):

Para los días caprichosos de quién más quieres.

  • 1 paquete de obleas para empanadillas. Yo usé de La Cocinera.
  • 150-200 gr. de carne de pollo (Yo usé solomillo de pollo).
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 pimiento verde grande o 1 pequeño.
  • 1 tomate maduro.
  • Tomate frito.
  • 1/2 vasito de vino blanco.
  • 2 huevos duros.
  • 1 huevo batido.
  • Aceite, sal y pimienta.

Lo primero que hacemos es picar las verduras (pimiento rojo, pimiento verde, cebolla y tomates) en cuadraditos pequeños tirando a medianos.

Ponemos agua a hervir con un chorro de aceite junto con los huevos, para hacer los huevos duros.

Una vez cortada la verdura, en una sartén con un chorro de aceite, rehogamos la verdura con una pizca de sal, y vamos removiendo de vez en cuando, hasta que esté tierna.

Mientras se hace la verdura, cortamos el pollo con la ayuda de unas tijeras, en tiras pequeñas o cuadrados y salpimentamos.

Cuando la verdura esté casi hecha, añadimos el pollo y removemos para que se dore. Rectificamos de sal y pimienta.

A continuación, ponemos el vaso de vino blanco y subimos un poco el fuego, para que se consuma más rápido y removiendo, para que no se pegue. No hay que dejar que se consuma del todo el vino, más o menos cuando se haya consumido la mitad, añadimos el tomate frito, mezclamos, y bajamos el fuego a fuego medio-bajo. Dejamos que haga chup-chup hasta que veamos que la mezcla sea consistente, no tan líquida como después de echar el tomate.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Retiramos del fuego. Picamos los huevos duros, añadimos al relleno y mezclamos bien.

Forramos la bandeja del horno con papel vegetal o de horno. Rellenamos las obleas con el relleno y las vamos colocando en la bandeja dejando separación entre ellas. No hay que poner mucha cantidad, porque si no se nos saldría por los lados y no quedarían bien cerradas. O si las rellenamos demasiado, cuando las horneemos, se pueden romper por la superficie. Lo que hago yo es poner una bolita justo en el centro y dejar la misma distancia en los bordes, doblar, apretar primero con la yema de los dedos los bordes para que queden bien sellados, y a continuación con un tenedor, para que quede bien cerradito. Y así con las 16.

Una vez las tengamos, batimos un huevo y pintamos las empanadillas. Las metemos en el horno y cuando estén doraditas, las sacamos. ¡Y listas!