Tempura de costillas de cerdo a la pimienta negra, para días creativos.

20130412_140306

Hoy os traigo una receta inventada por mi, bueno, más bien es una adaptación de una receta que se servía en el restaurante que antes tenía mi madre.

Ya sabéis que me encanta innovar y mezclar cosas en la cocina. Creatividad tengo, pero sólo en la cocina, en otros aspectos mi creatividad es nula…

Pues bien, en el restaurante había un plato que me gustaba mucho, costillitas fritas. Se hacían rebozadas, acompañas de pimiento y cebolla picadas y con gusto a pimienta.

Las he hecho alguna vez así en casa, y quedan buenísimas, pero como os decía, hoy toca una adaptación de esta receta.

Ahora que os he explicado de dónde me vino la idea…¡Manos a la obra!

INGREDIENTES (para 2 o 3 raciones):

Para días en los que quieres hacer una receta a tu manera.

  • 400-500 gr. de costillas de cerdo cortadas.
  • Harina para tempura.
  • Viandox o en su defecto, salsa de soja.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • Arroz para acompañar.
  • Aceite, sal y pimienta.

Salpimentamos las costillas.

Preparamos la mezcla para la tempura. Es importante usar agua bien fría para prepararla. Yo la pongo en la nevera unas horas antes para que este muy fría y utilizo palillos chinos para mezclar. Podéis remover con unas varillas si no. En un bol, ponemos harina para tempura y vamos echando agua, mezclando cada vez que echamos un poco de agua para ver cuánta agua hace falta para que quede bien. La consistencia tiene que ser espesa tirando a líquida y siempre lo hago a ojo, así que siento no poneros las cantidades exactas, pero el truco es echar cada vez poquita agua y mezclar y ver cómo queda y poner más agua si hace falta, pero muy importante que cada vez que pongamos agua, sea poca cantidad, para no pasarnos. A muy malas, si nos pasamos, podemos poner un poco más de harina para arreglarlo…

Una vez hecha la mezcla, le añadimos pimienta negra molida, en abundancia.

A continuación, ponemos las costillas en la mezcla y removemos hasta que todas queden bien impregnadas.

En una sartén honda con abundante aceite caliente, ponemos a freír las costillitas. Primero por un lado, después las giramos y por el otro. Cuando veamos que están bien doraditas, las retiramos y las disponemos en un plato con papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante. Mientras, picamos la cebolla y el pimiento.

En una sartén con un chorro de aceite, ponemos las verduras y salteamos. Añadimos pimienta negra de nuevo, bastante cantidad y un chorrito generoso de viandox, y si no tenéis, de salsa de soja. Removemos unos minutos hasta que veamos que la verdura ha cogido color, retiramos del fuego y reservamos.

Ponemos las costillas en un plato o en nuestro tupper, y le echamos las verduritas por encima. Para acompañar, lo ideal es el arroz blanco. Yo en el tupper el arroz lo pongo en otro tupper separado, más que nada porque no cabe en uno solo todo, y voy acompañando las costillitas con el arroz… Se me hace la boca agua solo de pensarlo…

Anuncios

2 comentarios en “Tempura de costillas de cerdo a la pimienta negra, para días creativos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s