Cupcakes Red Velvet (terciopelo rojo), para días interminables.

20130324_221440

Esta vez toca post dulce. Y como cuando hago dulce, siempre hago cupcakes, hoy toca una receta de un cupcake muy típico, conocido como Red Velvet, Terciopelo Rojo en español. El motivo es evidente, el color del bizcocho. 😛

Como siempre, mi guía es el libro de Alma Obregón. Siempre que hago cupcakes, tengo el libro al lado. No voy a enlazarlo de nuevo, que los que me leéis, sabéis de sobra qué libro es.

Esta vez la clasifico para días interminables, ideal para hoy, lunes, los cuales siempre, o casi siempre son días interminables.

¡Empecemos!

INGREDIENTES (para 12 cupcakes):

Para días que van cuesta arriba.

Para el bizcocho:

  • 60 ml. de aceite de oliva.
  • 160 gr. de azúcar blanco.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de colorante en pasta rojo (yo usé el Red de Wilton).
  • 1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 125 ml. de leche semidesnatada.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 150 gr. de harina.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda.
  • 1 cucharadita de vinagre blanco.

Para la crema de queso:

  • 120 gr. de mantequilla.
  • 250-300 gr. de azúcar glas (se puede variar la cantidad en función a que te guste más o menos dulce).
  • 1 cucharada de leche semidesnatada.
  • 125 gr. de queso cremoso de untar, no light (yo usé Philadelphia).

Precalentar el horno a 180ºC y poner las cápsulas de papel en el molde. En este caso usé las cápsulas de papel de cebra rosa de House of Marie. ¡Son preciosas, me encantan!

En un vaso, ponemos la leche y añadimos el zumo de limón.

En un bol, batimos el aceite con el azúcar, hasta que estén bien mezclados. Añadimos el huevo y el extracto de vainilla, sin dejar de batir. Tamizamos la harina con el cacao  y agregamos la mitad a la mezcla anterior, batiendo a velocidad baja. Después añadimos la leche, mezclamos, añadimos el resto de harina y seguimos mezclando hasta que se integre.

En un vasito, disolvemos el vinagre con el bicarbonato de soda y cuando haga burbujas, lo añadimos a la mezcla. Seguimos mezclando y cuando esté todo bien integrado, añadimos el colorante rojo y removemos hasta que el color sea uniforme.

Con la ayuda de una cuchara para helados, rellenamos las cápsulas con la mezcla y horneamos durante 20 minutos. Yo espero a que el horno esté caliente para poner la mezcla en las cápsulas, ya que si las rellenamos antes de tiempo, y las dejamos reposar hasta que el horno esté caliente, es posible que el papel quede más transparente de lo normal al sacar los cupcakes, aunque también tiene que ver la calidad de la cápsula de papel.

Una vez horneados, los dejamos enfriar primero 5 minutos en el molde, y tras los 5 minutos, los pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente. Es importante dejar que se enfríen totalmente, ya que si no, la crema que usemos para decorar se derretirá.

Mientras se enfrían, preparamos la crema de queso.

Batimos la mantequilla con el azúcar glas previamente tamizado y la leche a velocidad máxima, hasta que quede una mezcla homogénea.  Agregamos el queso frío y batimos, al principio a velocidad baja y vamos subiendo progresivamente, hasta conseguir que sea cremosa.

A continuación, rellenar una manga pastelera con la crema y dejar en la nevera. Yo siempre la dejo un rato en la nevera para que tenga más consistencia. Al principio no lo hacía y la crema estaba como más blandengue cuando tocaba decorar los cupcakes, pero ahora la dejo en la nevera y queda perfecta en cuanto a textura. 🙂

Una vez fríos, toca decorar los cupcakes. Esta vez usé, de nuevo, la boquilla 1M de Wilton. Es perfecta para decorar cupcakes. Para que quedé esta forma, hay que poner la crema en el cupcake de fuera hacia dentro. Y por último, decorar al gusto. Yo usé decoraciones tipo confeti que me regalaron por mi cumpleaños.

Para llevároslo, lo ideal es utilizar un tupper alto. Yo suelo usar los típicos redondos que dan en los restaurantes chinos cuando pides comida para llevar, siempre y cuando el cupcake no sea muy alto. Si no, ya os lo he contado alguna vez, me lo llevo rodeando el cupcake con una tira de cartón (como hacen en las pastelerías), y lo envuelvo en papel de aluminio.

Esta vez os dejo más fotos, para que veáis el resultado.

Si tenéis un día largo, largo, este es vuestro cupcake! 😉

20130324_221542

20130324_221641

20130324_221710

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s