Mini hamburguesas al parmesano con escalivada, para días interminables.

20130129_210823

Últimamente se están poniendo muy de moda las “hamburguesas gourmet” y cada vez hay más restaurantes de este estilo. Para mi, mi preferida y con diferencia, son las hamburguesas del Kiosko Burguer. Son simplemente impresionantes. Evidentemente nunca me van a salir igual, y cuando digo nunca es nunca.

En casa, solemos comprar las hamburguesas en el mercado, en un puesto donde venden hamburguesas de pollo solo, con queso, o con queso y cebolla, y la verdad es que están tan ricas, que cada vez que vamos al mercado compramos un montón para tener reservas en el congelador.

Un día me apetecía hamburguesa, pero claro, no la típica que venden en el súper ya preparada, que casi nunca sabe a nada y no tenía más hamburguesas del mercado. Así que abrí la nevera, vi que tenía carne picada y empecé a idear cómo hacerla…, y para acompañar, pensé en escalivada, que me chifla.

INGREDIENTES (3-4 raciones):

Para días que no se acaban nunca.

  • 400 gr. de carne picada (yo usé mixta, de cerdo y ternera, porque es la que tenía, pero os recomiendo de ternera exclusivamente)
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 berenjena grande
  • 1 cebolla grande
  • Queso parmesano en polvo
  • Orégano
  • Aceite, sal y pimienta.

Primero de todo, poner a precalentar el horno a 170-180ºC, para la escalivada.

Lavar las verduras y pelar la cebolla. Colocar en una fuente apta para horno y rociar con aceite de oliva, en abundancia y echar un poco de sal. Así evitaremos que se peguen a la fuente las verduras y nos será más fácil quitarles la piel después. Meter la fuente en el horno y dejarlo aproximadamente 45-50 minutos. A mitad de cocción, a los 25 minutos más o menos, darle la vuelta a las verduras.

Por otra parte, disponer en un cuenco la carne picada y añadir queso parmesano en polvo en abundancia y orégano. Mezclar bien y reservar.

Envolver la carne en papel film, en un rollo, como si fuera un caramelo y ajustarlo por ambos lados. No sé si se entiende. la idea es hacer un rollo y enrollarlo por cada extremo, como un caramelo e ir dando vueltas cogiéndolo de los dos extremos para que vaya cogiendo forma de “rollo”. Es importante no apretar ni prensar la carne, ya que la hamburguesa no quedaría bien. Simplemente, enrollarlo de esta manera.

Una vez tengamos el rollo hecho, ir cortando a nuestro gusto. Veréis que al cortar puede que se os desfigure un poco la hamburguesa, pero simplemente tenéis que volver a darle la forma deseada, sin apretar ni prensar demasiado.

Ahora solo queda poner las hamburguesas en la sartén y salpimentar y cocinar al gusto.

Para la escalivada, cuando estén cocidas las verduras, enfriar un poco y quitarles la piel, cortarlo a tiras y disponer en un plato aparte. Podemos echarle un chorrito de aceite más y sal si está sosa. Yo no suelo dejarlo mucho tiempo enfriando, incluso pelo las verduras en caliente con la ayuda de un cuchillo y un tenedor, más que nada por falta de tiempo.

Y listo, ya tenemos nuestras mini hamburguesas con escalivada hechas. Yo las llevé en el tupper y bastante bien, aunque  al ser carne ya sabéis que al recalentarla se queda más dura. Un truco es hacer un poco menos las hamburguesas que vayamos a poner en el tupper, para que cuando las calentemos en el microondas, se acaben de hacer a nuestro gusto y así, no queden secas. ¡Qué aproveche!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s