Pollo al ajo, para días en los que te faltan horas.

¿A que tiene buena pinta el pollo al ajo de la foto?

Pues aunque parezca increíble, la receta es súper sencilla. Y bueno, tiene un pequeño truco. Mejor dicho, tiene un truco muy grande 🙂

No sé si conocéis los sobres de Maggi “Directo al horno”. Se trata de un sobre que contiene una bolsa de asar, con un cierre y el condimento en polvo del sabor elegido.

Reconozco que no soy fan de lo preparado, pero la verdad es que estos sobres me convencen, y mucho, porque el pollo queda jugoso y muy bueno.

En esta ocasión, yo elegí Pollo al ajo. Aunque parezca que el sabor será fuerte, estilo pollo al ajillo, realmente no lo es. Está rico y sí se nota el sabor a ajo, evidentemente, pero “finamente”.

Se puede hacer o bien con un pollo entero o bien con muslitos. Yo lo hago siempre con muslitos, porque tarda menos y es más sencillo puesto que los muslitos son más fáciles de repartir.

INGREDIENTES (2-3 raciones):

Para días en los que desearías que el día tuviera más de 24 horas.

  • 8 muslitos de pollo.
  • Sobre Directo al horno de Maggi, sabor Pollo al ajo (como el de la foto).

Lo primero que hay que hacer, es poner a precalentar el horno a 190-200ºC.

Mientras se calienta el horno, vamos preparando el pollo. Abrimos el sobre por la parte donde está la bolsa de asar. La bolsa está plegada y con una pegatina. La despegamos con cuidado y la vamos desenrollando, poco a poco ya que dentro está el cierre de la bolsa.

Una vez hecho, metemos los muslitos de pollo en la bolsa, abrimos el sobre por la parte que contiene los polvos, los introducimos en la bolsa con el pollo y cerramos usando el cierre. Yo cierro la bolsa dejando espacio, para poder esparcir bien el pollo una vez cerrado.

Ahora cogemos la bolsa y sacudimos para poder mezclar bien el condimento con el pollo y vamos moviendo los muslitos con las manos, para que se mezclen bien y todos queden impregnados con los polvos.

El pollo por si solo, ya suelta aceite, por lo que no es necesario echar más que el sobre.

Colocamos sobre la bandeja del horno y dejamos dentro durante 1 hora.

Al sacar la bolsa, colocarla sobre una fuente y con la ayuda de unas tijeras, cortarla por la mitad, de manera que podamos sacar el pollo con cuidado y tirando un poco de la bolsa salga el resto.

Yo suelo hacer 8 muslitos y congerlarlo en tuppers si no me lo como al momento, ya que congelado, queda muy bien. No se nota casi que ha estado congelado.

Espero que os haya gustado!

Anuncios

Un comentario en “Pollo al ajo, para días en los que te faltan horas.

  1. Pingback: Patatas gratinadas, para días “cuando era niñ@”. | Tupper's moment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s